Ir al contenido

Riesgos de ser un miope alto

¿Sabíais que la miopía magna multiplica por diez el riesgo de padecer desprendimiento de retina?

La miopía magna es una patología que consiste en que el ojo es más largo de lo normal (eje antero-posterior del ojo de más de 26 milímetros) o en que el paciente tiene más de 6 dioptrías. “El alargamiento patológico del globo ocular puede provocar el adelgazamiento de las capas internas del ojo, entre ellas la retina”, señala el Profesor José María Ruiz Moreno, catedrático de Oftalmología y Director Médico del Instituto Europeo de la Retina (IER Baviera), la Unidad de Retina de Clínica Baviera.

En España se registran un total de 30.000 casos anuales de desprendimiento de retina, según datos de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV), una patología grave que en el caso de no ser tratada a tiempo puede derivar en la pérdida de la visión. El desprendimiento de retina se produce por la separación espontánea de las capas internas de la retina (retina neurosensorial y epitelio pigmentario). Al producirse esta separación, se acumula líquido en el espacio que se forma entre ambas capas y la retina desprendida no puede funcionar sin nutrirse de forma adecuada.

Ante la gravedad de esta patología, el Profesor José María Ruiz Moreno señala la prevención como principal herramienta y recomienda la realización de revisiones periódicas, especialmente si el paciente pertenece a alguno de los principales grupos de riesgo: miopes, diabéticos, personas con antecedentes familiares de desprendimiento de retina y/o personas que hayan sufrido complicaciones en cirugías oculares previas o traumatismos oculares.

“Una graduación superior a las 5 dioptrías, hace que el riesgo de padecer desprendimiento sea hasta 10 veces mayor que en una persona sin este defecto visual”, indica el especialista.

En la mayoría de las ocasiones, de manera previa al desprendimiento de retina se presentan una serie de síntomas ante los cuales la consulta al oftalmólogo ha de ser inmediata. Se trata de la aparición de destellos luminosos en el ojo, de moscas volantes o de defectos en el campo visual que el paciente suele describir como un telón o cortina negra.

Evita que tu hijo llegue a ser un miope de riesgo. Informate aqui