Ir al contenido

Beneficios del deporte en la aparición de la miopía

Aunque el deporte en sí no se considera un factor de prevención, el tiempo que se pasa al aire libre sí lo es.  Y es que hacer deporte al aire libre tiene efecto preventivo sobre la aparición de la miopía, no por el deporte en sí, sino por las condiciones lumínicas en las que se hace.  Por este motivo, hoy desde Controla tu Miopía queremos acercarte los beneficios del deporte en la aparición de la miopía. ¡Toma nota!

La luz del sol es capaz de aumentar la concentración en la retina de una hormona llamada dopamina, que está involucrada en el proceso de desarrollo del globo ocular. Este aumento de concentración, continúa explicando, previene el crecimiento excesivo del globo ocular y, por tanto, la aparición de la miopía.

En base a esto, se puede concluir que hacer ejercicio al aire libre podría retrasar la aparición de la miopía y que, a la larga, se reduzcan los riesgos de padecer patologías asociadas a la miopía que tendrían un efecto negativo sobre la visión.

En el caso de los niños que ya tienen miopía el hecho de hacer deporte al aire libre les lleva a una disminución del esfuerzo en tareas de visión próxima y, por tanto, les ayuda a prevenir la progresión de este problema visual.

También es importante señalar que, por contra, los problemas de refracción en la infancia (miopía, hipermetropía y astigmatismo) tienen consecuencias para la práctica deportiva, debido a la mala agudeza visual, los defectos de la visión binocular y la falta de coordinación.

Esto, dificulta la integración visual motora del niño y la coordinación con las diferentes partes del cuerpo, provocando que el niño tropiece y caiga con facilidad o que tenga falta de destreza o dificultades para golpear o recoger una pelota. Por ello, se aconseja que ante cualquier signo de alerta que se detecte en el niño se deberá acudir al pediatra que, en caso necesario, lo derivará al oftalmólogo.

En cuanto a los deportes más recomendables para la vista, cualquier actividad deportiva diaria es una forma magnífica para la prevención de la miopía en los niños.

Por ejemplo aquellos que requieran de habilidades visuales dinámicas, como el tenis o el baloncesto, que ayudarán a mejorar las capacidades visuales binoculares”.